Marc Martí | WeChat, esa app de apps/ecosistema/sistema operativo que inspira a empresas occidentales
6244
post-template-default,single,single-post,postid-6244,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

WeChat, esa app de apps/ecosistema/sistema operativo que inspira a empresas occidentales

WeChat, esa app de apps/ecosistema/sistema operativo que inspira a empresas occidentales

Diferencias entre occidente y zona asiática

 

Como comentan en su gran guía de WeChat Iván Fanego y Tamara Lucas, mientras que el emporio azurro de Facebook éste implantaba tiendas embutidas en su plataforma y no cuajaban, al otro lado ya existía una empresa que dejaba eso a la altura del betún y conseguía practicar con solvencia el ecommerce a través del móvil, aprovechando al máximo las posibilidades del entorno social y con el chat como interfaz principal.

Una de mis suposiciones es que por esos lares, no tienen el “sesgo desktop” occidental y el móvil es la vía original de conexión a Internet. No han sido hard users del PC, no lo ven como algo con capacidad de influenciar su visión de lo que se pueda hacer en Internet vía móvil. Las diferencias se basan en qué una gran masa de usuarios de aquí nacimos en lo digital con un PC bajo el brazo

Esta situación puede que sea una de las razones por las que éste tipo de servicios complementarios adheridos a las messaging apps pueden triunfar antes allá que por aquí, no? Móvil primera puerta a Internet: En muchos mercados emergentes, el móvil es la primera pantalla para acceder a Internet. En Oriente Medio y África, según estimaciones de eMarketer, más de nueve de cada 10 usuarios de Internet se conecta vía teléfonos móviles.

 

Apuntes básicos sobre WeChat

 

WeChat, nos dicen desde la guía de 2geeks1city, hay que comprenderla como un ecosistema con todas las de la ley, o casi como un sistema operativo + marketplace antes que una app. Un ecosistema que intentará abarcar aquellas funcionalidades que combinen interés económico y social para ambos lados del móvil. 

Se trata no ya de crecer en usuarios, si no en “cuota de uso” dentro de estos usuarios según la firma Andreessen Horowitz apuntan Fanego y Lucas en su guía. WeChat, resumen los exTC, abarca desde las necesidades sociales, marketplace y medio + portal de pago. 

WeChat marca el camino hacia donde podría dirigirse las aplicaciones de mensajería, donde estaría el futuro del comercio vía móvil y lo que podría ser un portal móvil / plataforma dice Connie Chan. 

Es como un portal de servicios en el que se combinan aplicaciones de Tencent y servicios de terceros. Todo bien empaquetado para que no haya fricciones.

Apps dentro de una app, ecosistema o sistema operativa, la preferida del profesor es WeChat Wallet -que compite con Alipay de Alibaba- y que no es una billetera tradicional, sino un menú de proveedores seleccionados con los cuales los usuarios puedan realizar transacciones con después de introducir sus credenciales de pago.

 

De la “red” al “marketplace”

 

Es obvio que estas apps/plataformas/ecosistemas son un nuevo centro de gravedad de la fase actual de Internet móvil. La conversación como centro. Las empresas que mandan este campo han sido inteligentes al desarrollar ecosistemas que juegan con distribución, comportamientos y contenidos, dice Sarah Guo. ¿Dónde está el siguiente escalón?

Podríamos decir que todo servicio de comunicación apunta, en un momento u otro, mutar o posibilitar el servicio de contenido. ¿Es cómo el primer paso, no? Para ello deben especializarse en la “curación”, ahí está la moderación, los métodos de puntuación (likes, shares o RT et al) y el sacrosanto algoritmo que proporciona atención y selección según los gustos percibidos por el usuario además de elegir socios selectos con capacidad de crear contenido de calidad.

El segundo, después de conseguir volumen de usuarios e interacción, sería conseguir esas relaciones económicas de larga duración.

Lo que antaño parecía separado, “redes” que proveen de perfiles, identidad y posibilidad de comunicar y “marketplaces” que permiten transacciones a través de varios vendedores lo combinó WeChat con excelentes resultados.

¿Market networks? Así le llama James Currier, un ente que combina elementos de los dos, que apuesta por relaciones económicas individualizadas de larga duración. 2geek1city, en su gran resumen, sin darle este nombre también hace referencia a la unión de pagos, servicios integrados y social.

 

responsabilidades-bigdata

 

 

¿Quo vadis, WeChat? Un resumen de sus posibilidades y problemas

 

WeChat es el profeta en la que se inspiran muchas empresas tecnológicas pero puede que acaben por discutir con sus feligreses. Mientras la primera quiere mejorar su potencial en terrenos de comercio y social, Facebook ya nos ha indicado que sus intenciones de ser algo más que un chat.

Y WeChat en algún momento puede que se aventure a crecer. Ya ha llegado a Rusia, India otros países asiáticos. Se avecina tormenta a medio plazo que puede coincidir en países del sudeste asiático y/o economías emergentes (¿y en sitios donde estén implantado el Free Basics?) antes que en Occidente.

Por la parte de WeChat, apuntan en 2geeks1city, puede que se centre en alargar el brazo mediante su Wallet en países en economías poco bancarizadas. Sugieren que que el lanzamiento del Wallet en Sudáfrica es una prueba de ello.

Tim Chen anotaba tres de los principales problemas de futuro de WeChat. El primero sería la sobreabundancia de operaciones a realizar dentro del mismo WeChat. Sí, ahora puede que haya muchas. Y más que nos parecen a nosotros, cuando vemos que a la zona oeste de los Urales no han una app similar.

El segundo sería la correlación de fuerzas (¡Ding, palabro de politólogo!) entre Tecent, Alibaba y Baidu, que cada uno controla un aspecto de la industria en territorio chino. Baidu posee la búsqueda, Alibaba es propietaria de comercio electrónico y pagos online (Taobao, Tmall, Alipay), y Tencent es propietaria del campo de la comunicación (WeChat, Weibo).

Ejemplo: Después de lanzar su WeChat Wallet, Tencent permitió la creación de tiendas dentro de su plataforma y acto seguido no permitió los enlaces a territorios de Alibaba como Taobao o Tmall.

Y el tercero es el gobierno chino que controla de cerca los movimientos que van haciendo estos tres mastodontes. Tim Chen explica a jugar a crear bancos y métodos de pago, la administración ya capó alguna fórmula fastidiando las transacciones entre clientes y empresas.

Gobierno chino que será mala prensa para ellos, deberán fintar ese “pequeño problema” llamado dictadura del PCCh. Figura por la cual recibirán “mala prensa”. Problema que entre medios de comunicación y apoyo institucional darán bombo para que una empresa china no controle datos de población occidental.  

Si bien Facebook y WhatsApp están más centrados en conseguir más y más usuarios, WeChat está en otro estadio: en la forma en que es relevante y central en las necesidades de cada usuarios.

Si FB busca ser el mayor hub social, WeChat quiere construir un estilo de vida móvil dicen en el blog de Andreessen Horowitz. Ir más allá de los aspectos sociales. Lo que criticamos aquí por “jardín vallado” para los de Tencent son minucias, ellos van a por (casi) todo, apuntan I. Fanego y T. Lucas.

Por último, os recomiendo otra vez que leáis la guía de 2geeks1city, allí -entre otros puntos- destacan como quieren abarcar en Casa Tencent la nueva oleada de los wereables y IoT. Arramblar desde los electrónicos inteligentes hasta realidad virtual.

 

¿Dónde está la Ítaca de las apps de mensajería?

 

Con 10 aplicaciones de chat, con más de 50 millones de usuarios activos mensuales cada uno y con mucha influencia algunas según región, está por ver cómo se desarrolla la batalla.

Estas apps de mensajería comparten objetivos simples: atraer usuarios, mantener la lealtad y encontrar las vías de hacer dinero sin entrar en conflicto con las dos primeras premisas. 

¿Cómo evolucionarán estas apps? Más allá de los complementos de llamadas de voz y vídeo chat, hay cuatro caminos principales que no tienen por qué diferir según Stuart Dredge: privacidad, pagos, medios de comunicación y publicidad.

“Conversational commerce”Vienen nuevos tiempos y nuevos conceptos. Poneos cinturón. Chris Messina usa el término servicios de asistencia que podrían llegar a ser una vía puntal para realizar compras o tareas diarias.

Es el paso siguiente en interacción, dejar de banda el dedo para que esta futura fórmula sea la manera más cómoda, personalizada y toma de decisión más común. Gestionarían hasta la interacción entre marcas, usuarios y robots en el campo de las chat apps y de voz en tiempo real.  

Salvaguardar ese halo de privacidad que envuelve a estas apps se presenta primordial para que puedan sentirse cómodos, sin sentirse en una app que “sabe demasiado” y que ofrece un respiro de la atenta mirada de los padres o cotillas que se han infiltrado en las redes sociales tradicionales. 

En el tema pagos está la idea de ofrecer el envío de dinero entre colegas, entre “cuentas de la app”. Snapchat lanzó Snapcash y Facebook en sus filas al expresidente de Paypal, ahora uno de los capos en el campo de sus productos de mensajería. 

En China, la mensajería y pagos es algo común. WeChat añadió la posibilidad de enlazar las cuentas bancarias de la aplicación en China, por lo que los usuarios pueden comprar desde sus perfiles.

Medios de comunicación: Es un espacio con un público fiel y en el que las marcas y medios se podrían permitir crear grandes audiencias de forma rápida. Eso sí, estabilidad y la viabilidad del negocio quedan comprometidas ya que quedan en mano de los propietarios. Se deja en favor de modificaciones algorítmicas, comerciales o legales imprevisibles. 

Publicidad: Sin SPAM o publicidad invasiva. Estas empresas deben saber que, como hacen en Snapchat o WeChat, hay que ser muy controladores para que el uso no sea perjudicado. Uno de los fundadores de WhatsApp explicaba que la publicidad acaba siendo una distracción para con el servicio que se está creando.

2 Comments

Post A Comment